• Monday , 25 June 2018

5 usos del bicarbonato de sodio para el cuidado de la piel

El bicarbonato de sodio es un componente usado desde hace mucho tiempo en medicamentos y para mejorías en la salud, sus propiedades resultan múltiples y efectivas, tanto así que también es usado para estética y belleza. En este post nos referimos específicamente a los aportes positivos del bicarbonato de sodio en nuestra piel, aquí te dejamos 5 formas en las que puede ayudar a cuidar y mejorar la piel:

  1. Blanqueador: Seguramente ya habías escuchado alguna vez sobre las potentes cualidades blanqueadoras del bicarbonato, y esto es totalmente cierto. Con el uso frecuente del bicarbonato por un tiempo prolongado, puedes blanquear eficazmente axilas, codos, rodillas y dientes. Para su uso: Basta con mezclar bicarbonato con un poco de agua, hasta crear una pasta que deberás frotar con mucho cuidado, en la zona que desees blanquear. Déjalo actuar por minutos y retira con abundante agua.
  2. Exfoliante: Por su textura y composición, el bicarbonato resulta un excelente exfoliante que además de dejar tu piel suave, eliminará cualquier impureza que exista. Para su uso: Haz una mascarilla facial a base de bicarbonato de sodio, aguacate y aceite de coco. Con ayuda de una esponja o algodón frota suavemente sobre tu piel, dando masajes circulares. Deja actuar durante varios minuto, retira con abundante agua e hidrata con la crema que normalmente lo haces.
  3. Manos y pies de seda: La piel de manos y pies, se reseca con mucha facilidad, el bicarbonato actúa como un potente suavizante y eliminador de células muertas, dejando la piel de tus manos y pies como nuevas. Para su uso: Mezcla bicarbonato de sodio con un poco de miel, aplícalo sobre manos o pies dando masajes por unos minutos y retira con agua tibia. 
  4. Para el mal olor: Debido a sus propiedades limpiadoras y antibacterianas, el bicarbonato resulta un excelente ayudante para eliminar por completo el mal olor de las axilas, incluso puede resultar un excelente sustituto del desodorante. Para su uso: Mezcla un poco de bicarbonato, con unas gotas de jugo de limón y una cuchara de aceite de almendras o de bebé, mezcla hasta que tengas una pasta uniforme. Lava y seca muy bien tus axilas y aplica la pasta sobre ellas. 
  5. Para el acné: El bicarbonato, como ya dijimos, es un potente limpiador que elimina las bacterias y células muertas que podrían provocar la aparición de acné. Para su uso: Mezcla un poco de bicarbonato, con unas gotas de limón y un poco de cristal de aloe vera.Toma la mezcla y realiza masajes circulares, deja actuar y retira con abundante agua fría.

Related Posts

Leave A Comment