El bicarbonato de sodio es una sustancia muy conocida y además sencilla de conseguir, nosotras que siempre apostamos a los beneficios de los productos naturales, por ello, te traemos algunos usos de belleza y salud que puedes darle al bicarbonato.

Potente exfoliante: Los médicos y especialistas recomiendan exfoliar la piel para liberarla de  las bacterias y células muertas que se acumulan en ella con el día a día. El bicarbonato de sodio es un increíble aliado para una exfoliación profunda gracias a sus propiedades depurativas. Para su uso solo debes mezclarlo con un poco de agua hasta que quede una pasta consistente y aplicarlo en la zona que desees exfoliar con suaves masajes circulares y listo. Recuerda que después de cada exfoliación es necesario hidratar la piel.

Alivia el cansancio y mejora la circulación de tus pies: Nuestros pies soportan nuestro peso y nuestro andar diario y aunque a veces  los olvidamos ellos, también requieren de cuidados especiales. Sumerge tus pies en un balde de agua tibia, agrégale 3 cucharadas de bicarbonato para un efecto relajante, desinflamatorio y limpiador.

Efectivo tratamiento para el acné: El bicarbonato de sodio también resulta eficaz para tratar los molestos granos y espinillas en la piel, así como para equilibrar los excesos de grasa. Para su uso mezcla un poco de bicarbonato de sodio con limón y aplica esta pasta sobre el grano. Este tratamiento debe aplicarse en las noches porque el limón en contacto con el sol puede mancar la piel, déjalo actuar toda la noche y la mañana siguiente retira con abundante agua e hidrata.

Desodorante natural: El bicarbonato de sodio es ideal para neutralizar los malos olores, por lo que es recomendado para reducir y eliminar el olor producido por la transpiración de las axilas. Además, es una buena opción para depurar tu cuerpo de los químicos de los desodorantes. Para su uso mezcla bicarbonato con un poco de loción hidratante  y aplícalo sobre tus axilas como normalmente aplicas tu desodorante.

Brillo y limpieza extra para el cabello: Nuestro cabello también acumula residuos de los productos que usamos en el día a día, estos residuos pueden dañar nuestro cabello y hacer que se vea opaco o por el contrario producir exceso de grasa y hacer que se vea grasoso, ambas son situaciones incomoda. El bicarbonato de sodio te ayudará a limpiar profundamente tu cabello y a darle un extra de brillo. Al momento de tu ducha coloca una cucharada de bicarbonato en tu mano y un poco de el champú del que normalmente usas, aplícalo y masajea muy bien, tendrás resultados increíbles.

Alivia la acidez estomacal: El bicarbonato de sodio es un potente y eficaz antiácido, así que si sufres de acidez, indigestión o dolores estomacales, mezcla 3 cucharadas de bicarbonato con media taza de agua natural y tómalo 2 veces al día hasta que veas mejoras, será efectivo.

Dientes mucho más blancos: El bicarbonato es un potente blanqueador y desinfectante, que te permitirá mejorar el aspecto de tus dientes de manera natural. Mezcla un poco de bicarbonato de sodio con agua y una pizca de sal marina y cepilla tus dientes como normalmente lo haces, otra opción es aplicar un poco de bicarbonato a tu pasta dental antes de cepillarte, los efectos serán geniales. Esto debe ser esporádico para que no dañe el esmalte de tus dientes.

Rodillas y codos lisos y manos sedosas: Las rodillas, codos y manos son partes del cuerpo que tienden a resecarse con más facilidad, para evitar esto, mezcla un poco de bicarbonato con tu loción hidratante y aplícalo sobre las zonas, los resultados serán muy positivos.