Marilyn Monroe será considerada por siempre como uno de los iconos más grande de belleza y sensualidad. Y es que además de ser una de las actrices más hermosas y recordadas de Hollywood, Moroe destacaba  por su sexy figura curvilínea, sus sensuales labios rojos y su actitud femenina, llena de sex appeal.

Como toda mujer Marilyn tenía sus truquitos de belleza bajo la manga, que siguen vigentes actualmente y que vale la pena conocer.

El lavado necesario: Expertos en el cuidado del cabello, afirman que no es beneficioso lavarse el cabello diariamente. Marilyn cumplía esta regla y es que se negaba a lavarse el cabello diariamente, creía que hacerlo dañaba el color natural y le restaba brillo, para evitar la acumulación de grasa, utilizaba talco de bebé en las raíces.

No al bronceado: “A pesar de que está muy de moda en California, no creo que el bronceado sea más atractivo ni más saludable que la piel en su color natural”. Si algo cuidaba Marilyn era su piel por eso evitaba la exposición al sol y lo sustituía por vaselina o cremas que aumentaran el brillo natural de su piel.

Nada más bello que oler delicioso: Uno de los tips más recordados de Marilyn Monroe y también uno de los más sexys era el de siempre aplicar un poco de tu perfume favorito, incluso antes de irte a dormir, decía que la confianza y seguridad de una mujer se encontraban en su fragancia personal. “Siempre me preguntan qué uso para dormir y respondo Chanel Nº 5, porque es la verdad”.

Morfeo será tu mejor compañero: Marilyn siempre comentaba los efectos positivos de dormir, por ello, la rubia más recordada de Hollywood, dormía hasta diez horas diarias y siempre prefirió hacerlo desnuda, aunque no supiese los beneficios. “Nunca logré usar pijamas, interrumpen mi sueño”.

Labios perfectos: Monroe pensaba que nada llamaba más la atención que unos labios bien definidos, para obtener el característico y sensual rojo en sus labios, Marilyn usaba 5 tipos de labiales en tonos rojizos. El truco es aplicar un tono oscuro en los  bordes e ir rellenando hacia adentro, con tonos más claros de rojo. Esta es la forma en que tus labios parecerán mucho más luminosos.

Rutina de ejercicios moderada: Monroe no era fanática de los ejerciciosprefería lucir su figura real, sensual y voluptuosa. Solo practicaba una rutina diurna para el pecho, que incluía levantamientos con pesas o mancuernas. “No podría soportar el ejercicio si este ocupará una parte importante de mi vida”.

Filosofía anti-estrés: La estrella comentaba que odiaba hacer las cosas deprisa y en una atmósfera tensa. No era de las que se levantaba a la carrera de la cama, prefería no presionarse y despertar de a poco, de hecho tardaba al menos dos horas en despertarse, “disfrutando cada momento de la somnolencia”.

Definitivamente estos consejos se mantienen en la actualidad y debes agregar alguno a tu rutina de belleza.