Ruth Bader Ginsburg

Ruth Bader Ginsburg fue irreverente. Era una luchadora incansable por los derechos de la mujer. Para algunos era como una suerte de Rockstar de las leyes. Durante más de sesenta años se ganó a pulso la popularidad que gozaba, sobre todo entre los jóvenes, para quienes se convirtió en un icono de la cultura pop. Su silueta se reflejaba en camisetas, tazas y hasta disfraces. Con el impulso de las redes sociales, se ganó el apodo ‘Notorious BRG’, como un rapero que se hacía llamar ‘Notorious BIG’.

Su salud quebradiza mantenía en vilo tanto a sus seguidores como a sus detractores, quienes hoy reciben con estupor la noticia de que su cuerpo no pudo seguir dando la pelea y falleció a los 87 años, en su casa de Washington, rodeada de su familia.

Recopilamos cinco de sus frases más famosas que testimonian por qué la magistrada delgada y pequeñita, con el cabello recogido en un moño y unos grande lentes hizo historia.

“No debemos dejar de perseguir todos nuestros talentos, de aportar a la sociedad, porque encajamos en un determinado molde, porque pertenecemos a un grupo que históricamente ha sido objeto de discriminación”.

“Las personas que han sido trabajadoras, que han pagado impuestos, esas personas deberían tener la oportunidad de estar en un camino que conduzca a la ciudadanía, y si eso sucediera, entonces no serían presa de los empleadores que dicen: ‘Te queremos porque sabemos que trabajas por un salario que no podríamos pagarle a nadie más’”.

“Ni el gobierno federal ni el estatal actúan de manera compatible con la igualdad de protección cuando una ley o política oficial niega a las mujeres, simplemente porque son mujeres, la plena ciudadanía: igualdad de oportunidades para aspirar, lograr, participar y contribuir a la sociedad en función de sus talentos y capacidades individuales”.

“Lucha por las cosas que te importan, pero hazlo de una manera que lleve a otros a unirse a ti”.

“Usted puede estar en desacuerdo sin ser desagradable. Las mujeres sólo tendrán igualdad verdadera cuando los hombres compartan con ellas la responsabilidad de criar a la próxima generación. América es conocida como un país que acoge a la gente a sus costas. Todo tipo de personas”.