Desde que Coco Chanel impuso la moda del bronceado, a las mujeres nos encanta la idea de tener la piel en tono canela. Seguro te ha pasado que después de obtener un bronceado perfecto, te dura muy poco, por ello, decidimos darte sencillos tips para que mantengas ese tono dorado tan atractivo y que tanto te gusta.

Hidratación: El primer paso y el más importante para prolongar tu bronceado y proteger tu piel es la correcta y continua hidratación. Los productos más recomendables son la crema de cacao, el aceite de coco y la vaselina, además de hidratar la piel y alargar el bronceado, te proporcionará un brillo único que te hará lucir increíble.

Toma abundante líquido: Es necesario hidratar la piel desde el interior, debes tomar abundante agua, esto mejorará la elasticidad la piel, evitando que se pele.

Exfoliación: Exfolia la piel a profundidad, mínimo 3 veces por semana, esto eliminará las células muertas acumuladas y te dará un tono de piel más uniforme, libre de manchas y más duradero.

Evita el agua caliente: Cuando te duches evita el agua caliente, esto hará que tu piel se opaque y tu bronceado desaparezca más rápido. Opta por el agua fría que mejora la circulación sanguínea, aporta brillo y alarga el bronceado.

Cambia tu dieta: Comienza a consumir alimentos que contengan betacaroteno, una sustancia que te ayuda a mantener el bronceado por mucho más tiempo, alguno de estos son el tomate, el melón, la zanahoria, la espinaca y la sandía.

Tratamientos caseros: Ciertos alimentos, infusiones, esencias o aceites pueden ayudarte a mantener el bronceado, por ello, puedes probar aplicar los siguientes tratamientos.

-Prepara una infusión de té negro bien concentrada y aplícala de forma pareja en todo el cuerpo.

-Mezcla un poco de zumo de zanahoria con un poco de aceite de almendras y aplícalo en la piel de forma pareja. Deja actuar por 20 o 30 minutos y retira con agua fría.

-Mezcla 1 tomate, 2 cucharadas de aceite de oliva y un poco de zumo de zanahoria, hasta que obtengas una mezcla espesa, aplícala en la piel en partes iguales y deja actuar.

Mantener un bronceado no es una tarea difícil pero si es necesario que seas continua con estos tips para lograrlo. Además del bronceado, el cuidado de la piel también es fundamental, por ello no te olvides de usar protector solar cada vez que vayas a exponerte al sol.